lunes, 13 de noviembre de 2017

PIURA: AVARICIA PRIVADA CONTRA EL INTERÉS PÚBLICO

GRUPO RASSMUSS CONTRA LA MASIFICACIÓN DE GAS NATURAL

ESCRIBE: JORGE MANCO ZACONETTI


El grupo chileno- norteamericano Rassmuss, es uno de los grupos económicos más importantes que operan en Chile desde los años 80 con una diversidad de intereses en varios países en el sector minero, petrolero, de transporte marítimo, de cabotaje y de transporte fluvial, seguros, fabricación de cables eléctricos, manufactura de fibras sintéticas, servicios de ingeniería y siderúrgica, servicios de alquiler y arrendamiento de equipo de hidrocarburos, inmobiliaria y construcción, generación eléctrica, agricultura y de servicios de asesoría y gestión entre los más importantes.

Como se podrá observar en los recuadros de las “Empresas del Grupo Rassmuss por Actividad Económica y Países I y II” las actividades del conglomerado abarcan a setiembre del 2017 de manera preliminar, las actividades de hidrocarburos en Perú, Estados Unidos de Norteamérica y Paraguay; en lo referente a sus intereses en el sector minero opera en Perú, Canadá, Panamá, y Chile con participación en varias minas de cobre, oro, molibdeno y la producción de acero con su presencia en CAP Minería a través de Inversiones Hierro Viejo Ltd.

En lo que respecta a sus intereses en las actividades de transporte marítimo y de cabotaje opera en Perú, Brasil y Chile con buques propios y alquilados. Tratándose de su presencia en el sector industrial tiene intereses en Perú, Chile y Argentina. En el país de los incas por medio de Sudamericana de Fibras SA resulta ser el mayor accionista de la empresa que produce fibras sintéticas no solamente para el mercado peruano sino también para la región.

La planta industrial Sudamericana de Fibras opera en la provincia constitucional del Callao fue adquirida a la empresa alemana Bayer en los inicios de los años noventa del siglo pasado, la misma que considero en esa época que al debilitarse el Pacto Andino, las instalaciones resultaba muy grande para un mercado reducido como el peruano, de allí que la adquisición por parte del grupo Rassmuss fue una apuesta que se convirtió en una buena decisión, y ahora se constituye en una de las plantas más modernas de América Latina, que se abastece tempranamente en materia de energía del gas natural proveniente del lote 88 de Camisea, desde el 2005.

También a nivel industrial por medio de la empresa Metalúrgica Peruana MEPSA elabora productos metálicos, entre ellos las bolas de molienda para las chancadoras en la minería y también fabrica cables de cobre utilizados preferentemente en la transmisión eléctrica. Como resulta evidente las actividades industriales abarcan los países de Chile, Argentina y Perú, tal como se puede observar en el recuadro respectivo.

En materia de hidrocarburos la empresa emblemática es Olympic Perú Inc Sucursal Perú que explota hidrocarburos petróleo y gas natural desde el 2007 en el lote XIII A y XIII B en el departamento de Piura con una producción superior a los 3,000 barriles diarios y más de 10 millones de pies cúbicos de gas natural.

Es más, a través de Olympic con los excedentes obtenidos gracias a los altos precios del petróleo incursionaron en la generación eléctrica hacia fines del 2011 inaugurando la planta térmica de generación eléctrica de 30 megavatios (MW) que se alimenta del gas extraído en el lote XIII con proyección a una  ampliación a 45 MW, ligada al Sistema Nacional Interconectado, por medio de la empresa SDE Piura SAC y SDF Energía SAC tal como se puede observar en el recuadro correspondiente.

En el mismo recuadro resulta evidente que el grupo Rassmuss tiene una serie de empresas ligadas al sector de hidrocarburos tales como Petro Bayovar, Andean Exploration Perú SAC, South American Drllling SAC, Sechura Oil & Gas SAC entre otras; también desarrolla actividades en Paraguay en los campos del Chaco y los Estados Unidos, además de la venta de combustibles en Chile.

Como se trata de un grupo económico cuyas máximas cabezas tienen un bajo perfil en los medios de comunicación pero como se demuestra en los recuadros mencionados exponen una diversidad de intereses. Es más, la expansión a una serie de países, la vinculación de empresa matriz con vinculadas, su vocación por los paraísos fiscales, a tal punto que son mencionados en el affaire Panama Papers y el caso del estudio Mossack Fonseca, todo ello  hace difícil calcular el patrimonio y la magnitud de los ingresos del grupo.

Lo cierto es que en Chile, país que tiene un nivel de PBI mayor en más de un 50 % en relación al Perú se le considera al grupo Rassmuss como uno de los más importantes en dicho país, lo cual lo equipararía más o menos a los niveles de los grupos Romero o Brescia de nuestro país. De allí la fortaleza del grupo que tiene al vecino del sur algo así como el “portaaviones” de sus negocios a nivel de América Latina.

El hacedor del grupo fue el Ing. Juan Enrique Werner Rassmuss Echecopar, peruano de nacimiento, geólogo con estudios en la antigua Escuela de Ingeniería del Perú, hijo de padre alemán y de una dama limeña de origen vasco, con un temprano desarrollo profesional en Chile, practicaba las reglas de la austeridad, sencillez y la apuesta por desarrollar oportunidades de negocios. En dicho país los analistas consideran que la fortuna de Juan Rassmuss es propia de un multimillonario que no aparece en la lista de la revista Forbes sobre los más ricos del mundo.

Ante su sensible fallecimiento en marzo del 2016 asumió las riendas del grupo su hijo Juan Rassmuss Raier que ha nacido y estudiado en Chile, heredando las prácticas del fundador del grupo, en un contexto de incertidumbre de la economía mundial y de menor crecimiento económico de las economías de Perú y Chile.

OLYMPIC PERÚ INC.: LA JOYA DE LA CORONA

En una entrevista realizada por el medio especializado Gestión del 18 de septiembre del 2013 al fundador del grupo ante la pregunta ¿Cuál cree que es el futuro del gas en el Perú? El Ing. Rassmuss responde que “El Perú como productor de gas tiene la zona de Camisea que produce una gran cantidad de gas y en el norte (Piura) se produce algo, no podría dimensionarlo. En nuestro caso, (Lote XIII) vamos a ir desarrollándolo conforme lo podamos hacer. El negocio es el petróleo, no el gas (natural), que se llega a volver interesante en el momento que se puede transformar en un producto vendible de valor agregado. Hay posibilidad de gas, pero no están definidas”

En esta lógica de negocios del patriarca del grupo Rassmuss, lo principal era maximizar la explotación de petróleo, y luego aprovechar el gas natural del lote XIII en actividades con un mayor valor agregado. En tal sentido, coherente con esa posición invirtieron en la generación eléctrica térmica utilizando parte del gas natural extraído sobre todo proveniente del lote XIII- B, para luego apostar en una planta de fertilizantes que permita la obtención de urea a partir del contenido de metano existente en el gas natural.

Así, con compromisos de inversiones han mandado a construir en el 2015 en los Estados Unidos de Norteamérica una planta de fertilizantes que aprovechará el gas metano para producir urea que es un fertilizante del cual somos absolutamente deficitarios, pues de una demanda interna sobre todo de parte de la agricultura de exportación superior a las 400 mil toneladas por año, importamos más del 95 por ciento de dichos volúmenes.

Se pensaba que dicha planta estaría operativa a partir del 2016 en Piura, lamentablemente estamos terminando el 2017 y dicho proyecto estaría gravemente retrasado. Con dicha planta se proyectaba producir un promedio de 200 toneladas diarias de urea lo cual le hubiese permitido satisfacer aproximadamente el 20 por ciento de la demanda nacional de dicho insumo vital para la agricultura.

Lamentablemente los pronósticos enunciados por el patriarca del grupo no se estarían cumpliendo en razón de la decreciente producción de petróleo que sumó los 6,335 mil barriles diarios en el 2014 para ir en picada en el 2015 con una producción promedio de 4,077 barriles diarios, y en el período enero/setiembre del 2017 ubicarse en los 2,856 barriles por día, con masivos despidos de trabajadores que resultaron los más afectados en el proceso de reducción de costos, con despidos a más de 200 colaboradores que hicieron posible el fortalecimiento patrimonial del grupo en nuestro país.

Esta producción en bajada se explicaría no tanto por la falta de crudo por extraer en el subsuelo, si no como la lógica respuesta empresarial ante los deprimidos precios del petróleo que se ubican por debajo de los US $ 50 dólares el barril.

Frente a esta menor producción de crudo debemos destacar el comportamiento de la producción de gas natural fiscalizado que en el período 2015 a setiembre del 2017 se ubica en un promedio de 10 millones de pies cúbicos diarios. Esta producción gasífera que se comercializa a un puñado de empresas pesqueras resultaría insuficiente para alimentar un sistema de distribución de gas natural, que pueda satisfacer los requerimientos de la Refinería modernizada de Talara-PetroPerú, no podría alimentar la demanda para la generación eléctrica de parte de Enel Generación Piura, los requerimientos de la brasileña Vale en la explotación de los fosfatos de Bayovar por medio de la empresa Miski Mayo, la demanda de las 18 empresas pesqueras, más los requerimientos de los consumidores comerciales, industriales, y residenciales de la región piurana.

EPILOGO

Constituye una cruel paradoja que Piura teniendo importantes reservas de gas natural en su subsuelo tanto en tierra como en el Zócalo Continental donde se reinyectan más de 50 millones de pies cúbicos diarios de gas, no se pongan en valor  por falta de un mercado gasífero que supone la existencia de una red de distribución  de gas natural que conecta la producción de los diversos lotes productores para satisfacer la demanda futura de este hidrocarburo en toda la región.

En tal sentido, resulta un “crimen económico” de las más altas autoridades del ministerio de energía y minas, la demora en la firma del contrato de concesión para la distribución de gas natural mediante una red de tuberías en el departamento de Piura, que tiene un expediente aprobado por la Dirección de Hidrocarburos (DGH) desde el 24 de noviembre del 2016 a favor de la empresa Gases del Norte del Perú.

Con ello no solamente se postergan las legítimas expectativas de miles de consumidores de la región, en especial de los más pobres que demandan un energético barato, limpio y seguro, pues pagarían a lo sumo S/ 16.60 soles mensuales en gas natural equivalente frente a los altos precios del gas licuado de petróleo que se comercializa sobre los S/ 40 soles el balón.

Lamentablemente podemos asumir que los tentáculos del grupo Rassmuss con su gran poder han llegado al Ministerio de Energía y Minas, a través de algunos congresistas de la mayoría fujimorista paralizando la promoción de las inversiones en la masificación de gas natural afectando los intereses de las mayorías para satisfacción de la codicia de algunas empresas en un departamento castigado por la naturaleza que demanda con urgencia las inversiones públicas y privadas.